Cómo solucionar el error 400 en un momento para volver a navegar con normalidad

error-400

Navegar por Internet cada vez se parece más al clima actual… ¿Cómo es posible que hoy haga frío y llueva si ayer hacía calor y Sol? ¿Por qué hoy no puedo entrar a una web y ayer no tenía problemas?

En el primer caso no lo sabemos pero en el segundo, si aparece por algún lado «error 400» sí que podemos contarte qué lo causa, cómo solucionarlo y más.

¡Empezamos!

¿Qué es el error 400?

A diferencia de otros (como el 404 o el 403), no se puede saber con certeza qué genera un error 400.

Bueno, en teoría sí se conoce por qué ocurre: el servidor no es capaz de entender la solicitud, pero esa es toda la información que nos da.

Es decir, que ni explica qué no entiende o qué está mal.

De hecho, su nombre completo es «error 400 – bad request» y, si traduces la última parte, en español significa «solicitud incorrecta».

Cupones Descuento Hosting

Y por cierto, esa «coletilla» se repite en casi todos sus nombres:

  • 400 petición incorrecta.
  • Solicitud incorrecta: URL no válida.
  • HTTP error 400 – Solicitud incorrecta.
  • Solicitud incorrecta: El navegador envió una solicitud que el servidor no puede entender.
  • HTTP error 400 – El nombre del host de la solicitud no es correcto.
  • Solicitud incorrecta: error 400.

Queda claro entonces que el asunto va de solicitudes incorrectas. 😉

Cómo solucionar el error 400 bad request

¿Se puede arreglar algo sin saber qué lo provoca? La respuesta corta es «sí», y la larga es «sí pero…»

Como todo en esta vida, el error 400 tiene solución. Lo que ocurre es que, al no saber por qué aparece, hay que ir probando en distintos sitios hasta dar con la tecla y por tanto, el proceso es más lento.

¡Pero por supuesto que tiene solución!

1. ¿Has escrito bien la URL?

Uno de los motivos más comunes, es haber «bailado» una letra, número o símbolo a la hora de escribir la dirección de la web a la que quieres acceder.

Porque cuando la gente compra un dominio, en ocasiones no es consciente que debe ser sencillo de recordar y escribir y claro, si no tienen eso en cuenta y lo escribes mal, no es raro que salte un error 400.

Para evitar esto, es imprescindible contar con URLs amigables e intentar que sean lo más sencillas posibles evitando «cosas extrañas».

2. Vuelva a cargar la web

Por cosas como estas, el error 400 es uno de los más desesperantes.

Como te hemos dicho, no se sabe con certeza por qué ocurre (más allá de que el servidor no ha entendido la solicitud) y por eso, en ocasiones basta con recargar la página para que se solucione.

No siempre lo arreglará, pero por el poco tiempo que lleva, está claro que merece la pena probar suerte. 😉

3. Borra la caché y cookies del navegador

Por si no lo sabes, navegar por Internet no es más que intercambiar información entre varios equipos conectados a una red global.

Y para «aligerar carga» y ayudar a que todo vaya más fluido, los navegadores almacenan parte de esa información en forma de cookies y caché.

¿Qué ocurre? Que en ocasiones, pueden almacenarse de forma incorrecta (o corromperse una vez guardadas) y, al intentar leerlas el servidor, no las entienda y entonces…

¡Error 400 al canto!

Así que si has escrito bien la URL, refrescado la página y todo sigue igual, el siguiente paso es borrar las cookies y la caché.

Y no te preocupes si después de esto, notas que las webs tardan más en cargar, es normal porque tienen que descargar otra vez la página entera.

4. El archivo es demasiado pesado

¿El error se muestra durante el proceso de subir un vídeo, imagen o cualquier otro archivo a un página web? Entonces comprueba que no sea demasiado pesado.

Porque mostrar el error 400, es una forma que tiene el servidor de protegerse ante elementos demasiado grandes. 

¿Cómo puedes comprobar que sea así? Lo primero es mirar si cumple los requisitos de tamaño pero, en caso de que no se especifiquen, la alternativa es intentar subir otro más pequeño.

Si con ese último no hay problema, has dado con la solución.

5. Comprueba de quién es el problema

Volvemos a insistir, el error 400 puede generarse por muchas razones y en ocasiones, ni siquiera es posible saber por qué ocurre.

Ahora, lo que sí puedes saber es si la culpa es tuya o del servidor. Además, es muy sencillo: basta con que entres en varias páginas web distintas.

Si se cargan todas menos una, todo apunta a que el problema lo tienen los administradores del sitio pero, si no puedes entrar a ninguna, es tu equipo el culpable.

6. Habla con los dueños de la web

Partiendo del caso del punto anterior en el que puedes acceder a cualquier página menos a una, y has probado todo lo que te hemos contado hasta ahora sin éxito, la última opción que te proponemos en que te pongas en contacto con los administradores de la página.

¿Cómo puedes hacerlo? Lo normal es que, por algún lado, tengan un formulario de contacto o una dirección de correo.

¿Y si la web no carga? Ahí es más complicado, porque dependes de que tengan perfiles en las redes sociales.

7. Apaga y enciende

«¿Has probado a reiniciar?«

Aunque sea la frase que más odias cuando llamas al servicio técnico, no subestimes el poder que tiene reiniciar tu ordenador y/o router para solucionar los problemas.

Y hablando del router, también puedes probar a reiniciar sus DNS por si se han quedado obsoletas.

El único problema es para hacer esto, debes entrar en su configuración y tocar en sitios que pueden ser delicados así que, si no te ves capaz, habla con tu operador de Internet para que te guíe durante el proceso (o que lo hagan ellos mismos).

Paciencia con el error 400

Porque aparte de contarte todas sus posibles soluciones y causas, es lo único que podemos pedirte…

Bueno, eso y que si alguna vez te has enfrentado al error 400, nos cuentes tu experiencia. ¿Conseguiste solucionarlo? ¿Cómo lo hiciste? ¿Conoces otros métodos?

Comparte tu sabiduría con nosotros y el resto de visitas en los comentarios que hay justo debajo.

Otro error típico es el error 500 para el que hemos escrito este otro artículo.

¡Nos vemos en ellos!

Echa un vistazo a estos artículos:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on pocket
Pocket
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, valoracion: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar este formulario aceptas nuestra Políticas de Privacidad *

Responsable de tus datos: Xabier Prada
Finalidad: envío de mis publicaciones, respuestas, así como correos comerciales.
Legitimación: es gracias a tu consentimiento
Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi proveedor de hosting Raiola Networks.
Tus Derechos: Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en [email protected]